PLANIFICACIÓN PATRIMONIAL

PLANIFICACIÓN PATRIMONIAL

La planificación patrimonial es el desarrollo de un plan exhaustivo en el que se determinan la totalidad de objetivos financieros de un individuo. El principal objetivo de la planificación patrimonial es llegar a conseguir un equilibrio entre recursos futuros y futuras necesidades. Esta es una planificación muy amplia, que normalmente requiere la intervención de varios profesionales de distintas áreas. Nosotros trabajamos con sus otros consejeros de confianza para lograr una planificación patrimonial armónica, completa y diseñada especialmente para usted.

Parte esencial de la planificación patrimonial es la planificación sucesoral. La planificación sucesoral sirve, entre otras cosas, para proteger su patrimonio y traspasarlo a las próximas generaciones en la forma que usted desee otorgando a cada quien lo que le corresponde y evitar, en la medida de lo posible, los conflictos familiares.

Es importante que todas las personas cuenten con ciertos documentos, tales como otorgamiento de poderes, designación de apoderados para tomar decisiones médicas, instrucciones de tratamiento médico a seguir en caso de incapacidad del paciente, y la designación de tutores y curadores en casos de necesidad. Estos documentos están diseñados para delegar ciertas responsabilidades, tales como nombrar a un tercero para tomar decisiones médicas en nombre del otorgante, instrucciones a seguir en caso de que el otorgante esté en estado vegetativo o en coma permanente, designar guardián, tutor o curador para los hijos menores, y autorizar a otras personas para actuar en nombre del cliente en asuntos financieros o mercantiles, en caso de que el cliente quede incapacitado o se le imposibilite administrar sus asuntos.

Asesoramos a nuestros clientes que integran familias de diversa índole, tales como familias constituidas en segundo matrimonio, donde una o ambas partes tienen hijos de sus relaciones anteriores, familias integradas por miembros de diversas nacionalidades, familias con niños con necesidades especiales, entre otras. Aplicamos un análisis individualizado de sus intenciones específicas para preparar un plan integral tendente a lograr certeza, claridad y eficiencia fiscal.

En The Benhayoun Law Firm, entendemos que la situación y las características individuales de cada cliente son únicas, como la estructura familiar,el patrimonio, las necesidades especiales, entre otros. En tal sentido, fomentamos una interacción directa con nuestros clientes para garantizar que todas sus necesidades legales se gestionen adecuadamente.

Planificación hereditaria para extranjeros y familias integradas por miembros de distintas nacionalidades:
Hoy en día, es muy común que los miembros de una familia vivan en diferentes países. Por ejemplo, los padres a menudo viven en sus países de origen mientras sus hijos vienen a los Estados Unidos para estudiar o trabajar. En tales casos, la herencia de un pariente, así como la transferencia de dinero entre ellos, pueden causar situaciones financieras y fiscales complejas.

En la planificación hereditaria, es importante conocer y cumplir con las diferentes legislaciones y disposiciones legales que regulan un asunto específico en varios países. Frecuentemente, las estructuras implementadas son complejas y delicadas y requieren la colaboración de un experto en impuestos internacionales de los Estados Unidos y un abogado o contador en el país extranjero de que se trate.

La planificación sucesoral de extranjeros con bienes en EE. UU. es especialmente delicada habida cuenta que las leyes tributarias del país establecen un impuesto a la herencia de hasta el 40% del valor de mercado de los bienes que tenga el extranjero en los Estados Unidos, con una exención minúscula de $60,000. Ello se traduce en que los primeros $60,000 no son imponibles (no pagan impuestos de sucesión), y cualquier valor superior a dicha cantidad forma parte de la masa sucesoral imponible.

Planificación hereditaria para estadounidenses y residentes permanentes:
La planificación hereditaria abarca el espectro completo de la escala socioeconómica; realmente todos necesitan algún nivel de planificación hereditaria. Algunos requerirán un plan muy simple con pocos y sencillos documentos, otros necesitarán planes más complejos con figuras jurídicas parecidas al fideicomiso u otros similares, y otros necesitarán un plan de mayor complejidad para minimizar o eliminar los impuestos patrimoniales.

Planificación hereditaria para personas sin una masa sucesoral imponible:

Todo ciudadano y residente permanente de los Estados Unidos tiene una exención de $11,400,000 en el 2019. En términos más simples, los ciudadanos y residentes permanentes de los Estados Unidos no pagan impuestos de sucesión si tienen menos de esos montos al fallecer (asumiendo que nunca hayan hecho regalos).

En estos casos, el objetivo de una planificación sucesoral es traspasar sus activos a las personas que nuestro cliente especifique, de la manera que resulte menos problemática y más eficiente.

Uno de los objetivos más importantes aquí es evitar el procedimiento testamentario (Probate). Este es un procedimiento judicial largo y costoso en el que un juez decide la forma de distribución de la herencia. Toda la información del caso quedará disponible al acceso del público, a diferencia de lo que suele ocurrir cuando se elige figuras tales como fideicomisos ya que estos son privados.

Hay muchas maneras de lograr sus objetivos específicos, razón por la que es recomendable que se reúna con un abogado de planificación patrimonial para lograr esos objetivos de una manera eficiente.

Planificación hereditaria para personas con una masa sucesoral imponible:

Ciudadanos o residentes permanentes de Estados Unidos que tienen bienes valorados en $11,400,000 o más en el 2019, tendrán la obligación de pagar impuestos sucesorales. Se recomienda que dichas personas cuenten con la asesoría de un abogado de planificación patrimonial que se ocupe de sucesiones imponibles, para ayudarle a evitar o reducir los impuestos de sucesión.

Hay varias técnicas que se usan para lograr este objetivo; su uso requiere un plan integral y estratégico basado en muchos factores entre los cuales podemos mencionar aspectos financieros, sociales, familiares y de preferencias personales de cada cliente.

Estas técnicas incluyen, entre otros, el uso de testamentos, fideicomisos, congelación de bienes, sociedades limitadas familiares, GRATs, QPRTs, fideicomisos de seguros de vida, QTIPs, QDOTs, ventas a IDGTs y SCINs.